Desde la casa de santa Ana

Crónica de la celebración litúrgica de

san Joaquín y santa Ana 2016

Queridos amigos:

Por gracia de Dios pudimos celebrar en nuestro monasterio la fiesta en honor de los santos abuelos de Jesús, y con la gran alegría de vivir exactamente donde ellos vivieron, y donde también lo hicieron Jesús, María y José durante un tiempo.

Como todos los años los trabajos de preparación fueron intensos: contactar religiosos y benefactores, organizar la fiesta, y por supuesto los trabajos de limpieza, orden y ornamentación; para los cuales nos vinieron a ayudar ya desde el día anterior las hermanas SSVM y el P. Pablo de Santo, quien preparó los libritos para el rezo de los maitines.

Tanto los días previos como el de la celebración misma estuvieron acompañados de grandes esfuerzo pero también de gran espíritu de familia y colaboración, el mismo espíritu que acompañó los festejos posteriores a la santa Misa, la cual fue presidida por los padres de la Custodia mientras que nuestros sacerdotes se dedicaron a administrar el sacramento de la confesión en el nuevo jardín del monasterio. Otra cosa nueva que pudimos hacer fue poner un Vía Crucis completo en los muros de la ruina de la basílica, para fomentar de esta manera esta santa devoción, y finalmente coronamos el ábside con otra cruz de un metro de altura.

Los peregrinos debemos decir que como siempre se veían muy contentos y agradecidos por la liturgia y la acogida, participando con notable devoción y ganas de venir nuevamente a visitar la casa de santa Ana. También debemos mencionar que este año vinieron más peregrinos que el año anterior, lo cual a la vez que ser un motivo más de gratitud, se convierte en un gran incentivo para mejorar cuanto nos sea posible la celebración del próximo año.

Agradecemos a todos aquellos que nos acompañan con sus oraciones y de tantos y variados lugares, capillas y parroquias y que ciertamente han contribuido con sus oraciones a este momento tan importante en la vida de nuestro monasterio.

Nos encomendamos a sus oraciones y les pedimos especialmente por los peregrinos de Tierra Santa, a la vez que renovamos nuestro compromiso de ofrecer plegarias y sacrificios por sus intenciones.

Con nuestra bendición, desde la casa de santa Ana, en Cristo y María: Monjes de Séforis.

SAM_7956
Vista de la nueva cruz en vísperas de la celebración de san Joaquín y santa Ana
SAM_8035
Con los productos artesanales
SAM_8045
La santa Misa
SAM_8078
Confesiones
SAM_8077
Confesiones
SAM_8046
La santa Misa
SAM_8098
La santa Misa

SAM_7958

SAM_7975
Rezando maitines
SAM_7963
Y otra nueva cruz

SAM_8002 SAM_8039 SAM_8079 SAM_8083

 

2 thoughts on “Desde la casa de santa Ana”

  1. Que Dios los siga bendiciendo junto a todas las congregaciones católicas de Tierra Santa para que viviendo en los lugares donde Jesús caminó, compartió y enseñó le den Gloria. Unida en la oración desde Chile. Un abrazo en el corazón Inmaculado de María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *